Una de las ventajas principales de los sofás de piel o de cuero es que su mantenimiento es relativamente sencillo y cómodo. En principio, son más fáciles de mantener los sofás de piel que los de tela. A los sofás de tela, por mucho que los cuidemos, se les acaba notando un poco más el […]