Todas nuestras obligaciones, el trabajo, las tareas del hogar, los niños… suelen generarnos estrés que en ocasiones hace que nuestro cuerpo no se relaje como debería. Un exceso de nervios puede desencadenar a largo plazo problemas de salud como sobrecargas musculares, contracturas, problemas de hipertensión… además de producir una sensación de agobio constante. Al llegar […]