Lo primero que nos viene en mente cuando hablamos de primavera son flores, buen tiempo, horas de sol en una terraza… ¿Terraza? ¿Ya la tenéis lista para la nueva temporada? Si todavía no tenéis vuestra terraza en condiciones, tomad nota de este proyecto. Hoy os presentamos un DIY que os ayudará a dar vida ya sea a vuestra terraza o balcón.

Los materiales que vamos a necesitar para hacer esta manualidad son:

  • Un palet
  • Papel de lija
  • Barniz
  • Pinturas de los colores que prefieras
  • Pinceles
  • Plantas en macetas pequeñas (de raíz no muy profunda)

PASOS

1. Preparamos el palet con el papel de lija.

Cogemos el papel de lija y lo pasamos por toda la superficie del palet para quitar posibles astillas, clavos o daños que pueda tener. De esta manera, tendremos una superficie lisa con la que podremos trabajar con tranquilidad y preparada ya para aplicarle cualquier tipo de producto.

2. ¡Listos para ponerle color!

Llega el turno de la pintura, cogemos las pinturas que hayamos elegido y pintamos cada uno de los tablones del palet. Para asegurarnos que quede bien, haremos dos capas de pintura y incluso si lo ves necesario, tres, por que la madera puede absorber un poco del color de la pintura. Dejaremos secar la pintura cuanto más tiempo mejor.

3. Aplicamos el barniz

Cuando veamos que la pintura este completamente seca, nos dispondremos a hacer una capa o dos de barniz. Hazlo por toda la superficie, por los tablones que hayas decidido pintar y también por los que hayas decidido dejar al natural. Con el barniz conseguiremos que la madera sea más resistente y que la pintura quede sellada, por lo tanto nuestro proyecto estará preparado para estar en cualquier sitio ya sea interior o exterior.

4. ¡Hora de decorar!

Una vez que el barniz ya este seco, cogemos el palet y lo situamos en el lugar que hayamos decidido, o bien en un rincón del balcón, en la terraza, incluso puede quedar bien en el recibidor… en un lugar que luzca bien bonito. Lo colocamos verticalmente con la parte de las patas (la parte de abajo) de cara hacia nosotros. Los tablones que conforman las patas es lo que hará la función de repisas para colocar la macetas pequeñas. Así que finalmente, colocamos las flores que hayamos elegido en las repisas del palet y tendremos un pequeño jardín vertical.

El DIY de hoy a parte de ser un elemento decorativo muy llamativo, es una forma de reciclar y tener una actitud positiva respecto el medio ambiente. ¿Qué os ha parecido? También puede interesarte ¡Hola primavera, hola decoración nueva! o DIY cómo hacer cestas de papel reciclado.