Todos sabemos que la llegada del bebé a la familia representa un gran cambio en un hogar. ¿Cómo debe ser la habitación del bebé? ¿Qué es mejor, un moisés o una cuna? ¿Y cuándo crezca, cómo podemos organizar la habitación? Tranquilos, porque hoy os presentamos una solución muy práctica, las habitaciones convertibles Kibuc que crecen y se adaptan a los cambios y crecimiento del bebé.

Los bebés crecen rapidísimo y cada etapa es diferente, por eso Kibuc apuesta por habitaciones que les permitan un desarrollo correcto de sus necesidades en cada momento. En el momento de invertir cierto dinero para darle una buen bienvenida al bebé, se debe pensar que esta etapa es breve, por eso apostar por las habitaciones convertibles puede ser una buena inversión de cara al futuro. De este modo, el mobiliario de la habitación se irá adaptando a su edad y crecimiento, en contraposición al mobiliario básico que va a tener una duración temporal.

Las cunas convertibles Kibuc están diseñadas para cubrir tres etapas de la vida del bebé:

De los 0 a los 2 años

Durante los primeros meses de vida del bebé, es preferible que duerma en un moisés. Con los días el bebé crecerá muy rápido y necesitará un espacio más grande con multitud de soluciones para todas sus necesidades. Las cunas convertibles de Kibuc están diseñadas con una cuna, un cambiador y una zona de cajones para almacenar cosas. En un sólo mueble se puede tener todo lo necesario para el día a día del bebé, así no hace falta tener muchos más muebles más en la habitación.

De los 2 a los 4 años

Cuando el bebé haya cumplido los 2 años, la habitación se transforma, el espacio de la cuna se aprovecha como zona de juego y el cajón inferior se convierte en una cama a ras del suelo para que el niño duerma. Esta cama baja proporciona al niño autonomía y a los padres tranquilidad.

Cama baja para la seguridad e independencia del niño

Ahora el espacio de la cuna es un espacio de juego

De los 4 a los 12

A partir de los 4 años, el niño será mucho más independiente y necesitará más espacio. En esta fase la habitación se transformará en una cama compacta con cajones para guardar juguetes y en la zona inferior tendrá una cama nido para cuando haya visitas que se queden a dormir. Esta configuración de la habitación les permitirá tener su habitación como un espacio cálido, íntimo y propio hasta los 12 años de edad.

Cama compacta con cama nido para los amigos que se queden a dormir

Cajones donde guardar cosas para tener siempre a mano

Estas habitaciones se transforman con el tiempo a medida que los niños van creciendo amortizando la inversión inicial. En colección Kids de habitaciones infantiles también cuenta con otras opciones más convencionales con cunas independientes. Puedes verlas en las siguientes entradas Cunas colecho Kibuc y Muebles para almacenar cosas en la habitación del bebé.