Septiembre es un mes de nuevos y buenos propósitos. Empieza el curso escolar y los estudiantes empiezan con muchas ganas y motivación. Este año van a sacarlo todo con excelente. Esta motivación con las semanas y la rutina puede decaer, así que se tiene que trabajar cada día para que se mantenga al mismo nivel que a principio de curso. Una forma de ayudarles a no desmotivarse es ofrecerles una zona buena zona de estudio óptima para que saquen las mejores notas. 

Una buena zona de estudio para niños o adolescentes influirá en su concentración, dedicación y a consecuencia en el rendimiento escolar. Toma nota de estos consejos para tener una buena zona de estudio en casa.

Colección Ringo con escritorio con pata metálica

Sí a la luz, sobre todo natural

Tener una buena luz ayudará a mejorar la concentración y evitará la fatiga. Son muchas horas las que pasarán estudiando y su vista se tiene que vigilar. Por eso, la zona de estudio tiene que tener una buena iluminación. Para ayudar a mejorar la visibilidad es importante tener una lámpara sobre el escritorio que no haga sombra, una de las mejores opciones es una lámpara flexo, fácil de ajustar a la altura y medida. También es muy importante aprovechar la luz natural, elige una estancia de la casa donde haya una gran ventana con luz, verás que mejorará la productividad y la concentración.

Un espacio adaptado a las necesidades del estudiante, con muchas opciones de almacenaje y orden

Espacios que se adapten a ellos

El espacio debe ser adecuado, ellos no tienen que adaptarse al espacio sino que el espacio debe adaptarse a ellos. Para la mesa de estudio lo ideal es que sea de más de 70cm de profundidad, así al estar sentados podrán tener las piernas cómodamente situadas al mismo tiempo que pueden disponer de una zona cómoda de trabajo. En cuanto al largo de la mesa, siempre dependerá del espacio del que se disponga y del tipo de tareas que tenga que desarrollar.

Una opción ideal para tener todos los materiales a mano

Sitio para ordenar y almacenar

Incorpora soluciones para la organización de los materiales que sean necesarios para realizar las tareas. Un escritorio con cajonera o estantes con puertas, módulos de almacenaje donde colocar por ejemplo, libros y otros materiales. El orden ayudará a la concentración y la calma. Así que a la hora de escoger los muebles, piensa en el almacenaje.

Utiliza complementos para que se organizen

Todo el material que sea necesario siempre a mano

Cuanto más cerca y a mano tenga los materiales que vaya a necesitar será mejor, así evitarás que se tenga que desplazar o levantar para buscar aquello que sea necesario. Utiliza accesorios como cajas, cestos, un tablero con imanes o de corcho para que lo tengan todo al alcance.

Esta propuesta ofrece varias opciones para tenerlo todo a mano: book con cajones, estantes donde colocar libros y otros objetos

Aprovecha cada milímetro

Si no dispones de mucho espacio en casa, la zona de estudio siempre puede hacerse a medida. Así podrás aprovechar al máximo cada rincón y elegir las mejores soluciones que se adapten a tu hijo y al espacio.

Todas nuestras colecciones de dormitorios juveniles son adaptables y modulares para ofrecerte muchas opciones.

Un espacio para dos con cajones que sirven para delimitar la zona del escritorio

Zona de estudio compartido

Sí tiene que ser una zona compartida que esté bien delimitada. Una mesa para dos tiene que ser larga y tener las separaciones adecuadas para marcar el espacio individual. Así cada uno podrá tener organizada su zona a su manera. En este caso la zona tiene una mesa compartida que está dividida en la zona central por un módulo con cajones. Una idea que ayuda a delimitar las zonas y al mismo tiempo ofrece una solución para organizar el espacio.

¿Y tú? ¿Cómo has organizado la zona de estudio en casa? ¿Es compartida? ¿La tienes en su dormitorio? No olvides de leer estos artículos que también te pueden interesar “¿Preadolescente o adolescente en casa? Apunta estos tips para su habitación” o “Ideas para habitaciones de niñ@s de 8 a 12 años“.