Los centros de mesa con calabazas, flores y plantas nos parecen una idea genial para darle un toque muy otoñal a la decoración de nuestras casas. La verdad es que nosotros no somos muy fans de Halloween pero nos encantan las calabazas tanto para elaborar un fantástico puré como para usarlas como elemento decorativo. Hoy, desde Kibuc , os proponemos una manualidad para hacer en casa cuya protagonista es la calabaza y vuestras plantas o flores favoritas. Nada de caras horripilantes, ni arañas, ni calaveras, hoy os animamos a realizar unos bonitos centros de mesas con calabazas. Vais a necesitar:

-Una calabaza mediana.

-Un bote de vidrio o metálico

-Flores

-Un poco de agua

 

¿Nos ponemos manos a la obra? En primer lugar, empezaremos por colocar el bote sobre la calabaza dibujando con un lápiz su contorno. A continuación cortamos con un cuchillo el contorno y procedemos a vaciar la calabaza con la ayuda de una cuchara hasta que hayamos hecho un hueco suficiente como para poder introducir el bote. Ponemos agua y voilà ya tenemos una calabaza que podemos usar como florero. Y si queréis, también podéis vaciar completamente la calabaza y rellenarla con tierra y así tendréis una calabaza maceta. Para realizar el centro de mesa podéis usar una sola calabaza o bien combinar varias de diferentes tamaños, pequeñas, medianas y grandes. Os dejamos con unas fotos más que preciosas de Elia Sills que os podrán servir como inspiración 😉