Nos encantan los calendarios de adviento originales, con un punto diferente, y si los podemos hacer nosotros mismos en casa mejor que mejor. Como ya estamos a principios de diciembre, si tenéis pensado poner un calendario de adviento en casa deberiáis ir pensando cómo lo queréis. Desde Kibuc os hacemos dos propuestas de calendarios de adviento originales y sencillos pero muy resultone. La historia de los calendarios de adviento se remonta a la Alemania protestante del siglo XIX, los niños encendían una vela por cada día del periodo de Adviento, es decir, desde el domingo de adviento (fecha móvil; a veces cae en noviembre) hasta el día de Nochebuena.

La primera propuesta  de calendario de adviento nos encanta porque tiene aires reciclados-ecológicos ya que se usa papel kraft y cuerda para empaquetar. Se trata de que vayáis envolviendo las sorpresas en paquetitos de papel kraft, podéis combinar el de color marrón con el blanco. Podéis decorar los paquetes a vuestro gusto con botones, telas muy naturales o puntilla. Una vez tengáis los 24 paquetitos montados con sus respectivas sorpresas, los tenéis que colgar de una percha de alambre que habréis fijado previamente a la pared. Este calendario de adviento DIY nos gusta por lo natural que es aunque se aleja de los motivos más clásicos y típicos de la Navidad.

 

 

 

La segunda propuesta de calendario de adviento es muy sencilla y nos ha gustado mucho por los colores fluor, que tampoco son los típicos de las fiestas Navideñas, y os pueden aportar un toque algo diferente a vuestras casas. Necesitaréis papel kraft y washi tape para montar las sorpresas que colocaréis en un bote de cristal transparente. Si queréis también podéis trabajar la tapa con washi tape usando alguno de los colores de las sopresas. ¿Qué os parece? ¿Cuál de las dos ideas os gusta más?
Fotos del blog niceparty